Personajes ilustres

Pere de Rovira                       (11-1143 a 1-1158)
Hug de Barcelona                 (1159 a 4-1162)
Hug Guifré                             (5-1163 a 1166)
Arnau de Torroja                 (10-1166 a 3-1181)
Berenguer d’Avinyó            (4-1181 a 3-1183)
Guiu de Selló                         (4-1183 a 6-1183)
Ramon de Canet                   (11-1183 a 7-1185)
Girbert Eral                           (10-1185 a 8-1189)
Ponç de Rigalt                       (9-1189 a 2-1195)
Guerau de Caercí                 (2-1196)
Arnau de Claramunt          (4-1196 a 11-1196)
Ponç Menescal                       (12-1196 a 6-1199)
Arnau de Claramunt          (8-1199 a 4-1200)
Ramon de Gurb                    (4-1200 a 11-1201)
Ponç de Rigalt                       (4-1202 a 7-1206)
Pere de Montagut                (7-1207 a 6-1212)
Guillem Cadell                     (10-1212 a 5-1213)
Guillem de Mont-rodon      (1-1214 a 9-1218)
Guillem d’Azylac                 (2-1221 a 7-1223)
Ripert de Puig-guigó           (1-1224)
Folc de Montpisat                 (1224 a 12-1227)
Guillem Cadell                     (3-1229 a 6-1232)
Ramon Patot                         (5-1233 a 4-1234)
Hug de Montllor                   (5-1234 a 4-1238)
Esteve de Bellmunt             (6-1239 a 11-1239)
Ramon de Serra                   (5-1240 a 6-1243)
Guillem de Cardona           (1-1244 a 5-1252)
Hug de Joyheu         (9-1254 a 6-1247; 3-1258)
Guillem de Montanyana   (5-1258 a 2-1262)
Guillem de Pontons            (3-1262 a 8-1266)
Arnau de Castellnou          (3-1267 a 2-1278)
Pere de Montcada                (4-1279 a 10-1282)
Berenguer de Santjust       (4-1283 a 5-1290)
Berenguer de Cardona       (6-1291 a 1-1307
Ximen de Lenda                   (9-1307 – 1312)


Arnau de Torroja (~1122 – 1184)

Nacido en Solsona hacia 1122, case en el seno de una familia de noble linaje, hospital era hermano del arzobispo Guillem de Torroja. Participó activamente en la hueste condal en las campañas de conquista de las ciudades musulmanas de Tortosa (1148) y Lleida (1149), encabezadas por el conde de Barcelona Ramon Berenguer IV. A raíz de su participación, ingresa en la Orden.

Entre 1161 y 1165, Arnau viajaba a Tierra Santa y seguramente participaba en las principales campañas militares en las que participarían los templarios: en 1163, en la expedición de Egipto encabezada por el rey de Jerusalén, Amalrico I, así como la ayuda a Antioquía.

Entre los años 1166 y 1181, Arnau de Torroja regresa de Palestina y ya es solicitado para ocupar el cargo de maestre provincial en el Reino de Aragón, Cataluña y el Condado de Provenza.

En 1181 vuelve a Tierra Santa para suceder al gran maestre de la Orden Eudes de Saint-Amand, muerto en cautividad en Damasco. Su etapa de gobierno está marcada por las tensas relaciones existentes entre templarios y hospitalarios. Arnau de Torroja acepta la mediación del papa Lucio III y de Balduino IV para poner fin a este contencioso. En 1184, la situación política degeneraba todavía más, cuando Renaud de Châtillon, ayudado por los templarios y los hospitalarios, arrasa por decisión propia, los territorios musulmanes de Transjordania. Arnau de Torroja dará pruebas de una gran sagacidad política cuando negocia una tregua con Saladino, que está decidido a vengarse de las incursiones de Renaud de Châtillon.

Ante el poder militar que consigue reunir Saladino, en su política de unidad del mundo musulmán, en el año 1184, Arnau de Torroja y el gran maestre de San Juan del Hospital buscan en Europa el apoyo del Vaticano y de los reyes europeos para encabezar una nueva cruzada que permita reforzar los reinos latinos. Durante este viaje, el maestre Arnau cae enfermo y muere en Verona el 30 de septiembre de 1184.


Guillem de Mont-rodon
(~1165 – 1225)

Nació en el casal de Mont-rodon de Taradell (Osona) hacia 1165 y pertenecía al linaje de los Mont-rodon.
En 1203 ingresó en la Orden del Temple y, entre los años 1207 y 1211, fue comendador de Gardeny. Posteriormente, entre los años 1214 y 1217, ocupó el cargo de maestre provincial del Reino de Aragón, Cataluña y el Condado de Provenza.

Luchó al servicio del rey Pedro II de Aragón en la batalla de Navas de Tolosa y en la batalla de Muret, donde murió el rey Pedro. Tras la muerte del rey, fue a Roma para reclamar al papa Inocencio III la restitución del infante Jaime, que estaba retenido por Simón IV de Montfort. En 1214 se sometió al legado papal Pietro di Benevento y, siguiendo las disposiciones del testamento de la madre del infante Jaime I de Aragón, el papa Inocencio III liberó al joven rey y le entregó a la Orden del Temple, con lo que Guillem de Mont-rodon pasó a ser su educador y protector en el castillo templario de Monzón. Allí permaneció el infante Jaime de los 6 a los 9 años, hasta que en 1217 un grupo de nobles aragoneses y catalanes pidieron su salida. En 1220 fue nombrado por el rey Jaime I procurador general de las rentas reales en Cataluña y el rey le elogió en su crónica por su lealtad.


Guillem de Cardona (1239-1270)

Era el tercer hijo del vizconde Guillem de Cardona y de Geralda de Jorba. Su padre había sido consejero por Cataluña en la minoría de edad de Jaime I.

Ingresó en la Orden siendo joven, y entre los años 139 y 1243 se convirtió en comendador de Gardeny. Durante estos años (1238-1241), actuaría también como lugarteniente del maestre provincial. Entre los años 1244 y 1252 ocupó el cargo de maestre provincial y tuvo un papel esencial como asesor del rey Jaime I en la campaña de conquista de tierras valencianas.

En 1252-1253 se trasladó a Tierra Santa y participó en la defensa de la ciudad de Trípoli contra las tropas del sultán Qualawun. Al regresar de Tierra Santa, fue nombrado comendador de Miravet (1255-1258).

Tras su muerte, en 1270, los templarios reclamaron a la canónica de Sant Vicenç de Cardona, panteón familiar de los Cardona, el cuerpo del difunto Guillem que tuvo que ser desenterrado y llevado a la Casa de Gardeny desde Cardona, donde recibió nueva sepultura como fraile templario.